H2S – Ácido sulfhídrico

HS2 - El ácido sulfhídrico

El ácido sulfhídrico puede estar presente en muchos entornos de trabajo, no sólo en los relacionados con el petróleo. Puede acumularse allá donde exista una mezcla de hidrocarburos y sulfuros. Los yacimientos de petróleo y de gas, los petroleros y las instalaciones de extracción pueden contener cantidades significativas de este gas.

También hay otras fuentes orgánicas donde se puede encontrar el H2S, algunas tan sorprendentes como bodegas de barco, pozos mineros, fábricas de celulosa, pantanos y alcantarillas. El H2S es un producto natural generado por la descomposición orgánica.

Este gas puede estar presente en cualquier lugar de trabajo de la industria petrolífera. Para predecir lugares donde pueda haber H2S, deberá conocer previamente las propiedades físicas de dicho gas. Su naturaleza y comportamiento dan indicaciones sobre posibles situaciones de riesgo. Puede utilizar esta información para evitar la exposición, problemas de salud e incluso la muerte debida a este gas.

 

Propiedades físicas

Las propiedades de todos los gases suelen describirse utilizando siete características:

El ácido sulfhídrico no es una excepción. Se deben tomar en cuenta todas estas características suyas con el fin de conocer sus propiedades a fondo.

 

Color

El H2S es incoloro e invisible. Esto significa que no se puede detectar visualmente, lo que lo convierte en un gas extremadamente peligroso.

 

Olor

El H2S tiene un olor bastante agresivo, parecido al de los huevos podridos. Por ello se le conoce comúnmente como "gas amargo". No obstante, como se verá más adelante en este curso, el H2S es tan tóxico incluso en concentraciones bajas que ataca al olfato y lo inutiliza. Por ello, podría ser fatídico depender del olfato para detectar este gas.

 

Densidad del vapor

El ácido sulfhídrico es más pesado que el aire, por lo que tiende a permanecer en zonas bajas como pozos, sótanos o tanques. Si se encuentra en un lugar donde se sabe que hay H2S, protéjase. En la medida de lo posible, trabaje en una zona aireada y manténgase en alto.

 

Límites explosivos

Si se mezcla con determinada proporción de aire y oxígeno, el H2S explota, lo que añade un alarmante factor de peligro además del envenenamiento.

 

Inflamabilidad

El H2S se prende con facilidad y produce una llama azul. La combustión genera SO2 ( anhídrido sulfuroso), otro gas peligroso que irrita los ojos y los pulmones.

 

Solubilidad

Este gas es capaz de disolverse en líquidos, lo que significa que puede estar presente en cualquier recipiente que contenga aceite, agua, emulsiones o barro. La solubilidad del H2S depende de la temperatura y la presión, pero bajo determinadas condiciones basta con agitar el fluido que contiene H2S para que éste se evapore.

 

Punto de ebullición

El H2S líquido entra en ebullición a temperaturas muy bajas, por lo cual lo más frecuente es encontrarlo en forma gaseosa.

 

Resumen

Estas siete propiedades físicas del ácido sulfhídrico permiten perfilar las características del gas. Con esta información se pueden hacer predicciones generales sobre los lugares donde se puede encontrar el gas y así evitar la exposición.

 

Para más información, no dude en ponerse en contacto con nosotros hoy mismo.

Teléfono 44 1334 656645
Email: admin@sabreH2S.com


[ la cima de la página ]